Wednesday, August 23, 2006

Esos momentos de vida....

Hay momentos en tu vida que los vas ha recordar por siempre, ya sea porque fueron muy buenos o porque fueron muy malos.
Ayer tuve el gusto de compartir un excelente momento con unas excelentes personas. Son de esos momentos en los que 4 personas estan sentadas en una misma mesa, compartiendo experiencias de sus vidas, son de de esos momentos, en los que te sientes tan en confianza con los tus interlocutores, que puedes decir las cosas que no le dirias a cualquier personas. Son momentos que marcan tu vida y te das cuenta que Dios te ha regalado un vida, una familia y unos amigos increibles. Son de esos momentos en los que dices.... "Qué hice yo, para merecer todas estas cosas maravillosas que tengo???". Son de esos momentos en los que el corazón se te hincha y te sientes afortunado, de poder compartir cosas que van mas allá de lo material, porque son experiencias de vida, sentimientos, esfuerzos y logros, que han marcado y forjado, tu vida y la vida de tus amigos... Lo mas interesante es que sientes, como tus interlocutores, hacen aprecio de tus experiencias tanto como tu haces de ellas... Te entienden y comprenden....
De esos momentos únicos en la vida... tuve el privilegio de compartir uno ayer....
Esta de más intentar seguir expliendo la situación... Pero nunca estará de más mencionar los nombres de esas personas con las que tienes un fraternidad muy especial...... Aquellos a los que tienes el honor llamar tus amigos...

Manuel Merino
José Miguel Arroyave
Luis H. Fernadez

La misma frase de cierre....

"Los amigos no tienes que buscarlos, ellos te encuentran......"

Amigos, gracias por haberme encontrado.

1 comment:

Luis H. Fernandez said...

Que gusto me da poder ver este post. Un poco tarde lo leo pero creo que estas cosas son realmente atemporales. Definitivamente estas pláticas que de repente salen son muy enriquecedoras, y todos aprendemos un poco de todos (bueno, en este caso un mucho¡). Pues sí, me siento honrado y afurtunado de tener amigos como estos que me he encontrado. Un abrazo,
Luis H. Fernandez